Revista El Antoniano Nº 128

Revista El Antoniano Nº 128 Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco Revista El Antoniano Nº 128

La competencia es consustancial en todo ser humano, no por ello vamos a caer en bizarras discusiones, sobre cuál universidad es la mejor o cuál es la peor, bajo el amparo de frías estadísticas, que obvian el lado humano del conocimiento y sólo prima el mercantilismo a ultranza. El conocimiento no se adquiere por mayoría de votos, “porque que el hombre —como dijo José Ortega y Gasset— es un instrumento polémico que demuestra la preeminencia de ciertas ideas en el conjunto de expresiones económicas, culturales de un pueblo en un momento de su historia” y por ello la universidad, en los siglos de su existencia, se ha ido renovando y se irá renovando, porque toda universidad, responde al ámbito donde ésta se desarrolla, en congénita correspondencia con la universalidad del conocimiento, puesto al servicio del desarrollo del hombre.

 

El problema universitario, reside fundamentalmente en la necesidad del cambio. Cambio de actitudes y conductas, porque la universidad tiene la misión de orientar y transformar toda acción humana, su destino es trabajar para concatenar la ciencia con la sociedad; toda universidad, conforme afirma Jacques Delors “debe mostrar caminos innovados y métodos que permitan a ‘los países en desarrollo’ no descuidar nada que pueda permitir la entrada indispensable en el universo de la ciencia y la tecnología, con todo lo que entraña en materia de adaptación de la cultura y la modernización de las mentalidades”, en ese entender, se debe beber del hontanal de la ciencia, como lo dijo Friedrich Nietzsche, “el hombre debe superar al hombre”, sin perder el lado humano de las cosas y sin caer en entusiasmos ficticios del “hombre modular”, de la clonación de los seres humanos y otros experimentos de ciencia pura.

Sea cual fuere la explicación sobre nuestro claustro antoniano, como cualquier otra universidad no es ajena a lo ideológico, porque a lo largo de toda su historia siempre ha estado, está y estará inmerso en ello, en el entendido que ideológico es la explicación de una realidad social objetiva, un análisis de la forma de ser y actuar de la sociedad y del hombre, porque es un “instrumento —polémico, que demuestra la preeminencia de ciertas ideas en un conjunto de expresiones económicas y culturales de un pueblo en un momento de su historia”. Por lo mismo su desarrollo siempre ha estado y estará vinculado a su entorno dentro de las diferentes corrientes ideológicas que la sustentaron y la sustentan: fue escolástica, docta, pragmática, revolucionaria, porque es y seguirá siendo una institución social siempre dinámica en el colectivo histórico.

La ciencia es la expresión sintetizadora del proceso de la cultura humana, consiguientemente la universidad no se queda en la creación científica, ni en la profesionalización; se comunica con la vida, por ser ésta una institución que forja y entrega conocimientos para que el hombre salga de su miseria moral y material, y sea un factor que evite la exclusión.

Sin embargo, hoy se pretende convertir a la universidad peruana, siguiendo los mandatos de la Confederación nacional de instituciones empresariales privadas —Confiep, en entidad sometida y condicionada a los fines empresariales, tal como antes lo hicieron los antiguos hacendados, al crear los colegios agropecuarios, para que los hijos de sus colonos, se hicieran técnicos agropecuarios y laboraran en sus haciendas.

Antes de finalizar esta breve exposición, debo agradecer y felicitar a los docentes de nuestra universidad, que no dejan de contribuir con sus valiosos trabajos de investigación, forjados con dedicación y esmero, dentro de la autonomía del conocimiento, como los que ahora circulan en la revista científico social de nuestra universidad: “El Antoniano” nº 128, correspondiente al cuarto trimestre del presente año, que me honro en presentar.

Dr. Germán Zecenarro Madueño
Rector

Información adicional

  • Edición Nº: 128
  • Fecha de Publicación: Martes, 23 Diciembre 2014
  • Director de la Revista: Hugo Bonet Rodriguez
  • Director de Proyección Social: Mgt. Efraín Gregorio Cáceres Chalco